¿Vendedores profesionales o encantadores de serpientes?

 

consultoría empresarial en ventas. No solo somos sino que parecemos…

 

Mi labor de consultoría empresarial en ventas me obliga, a confrontar las competencias más valoradas en el mercado laboral vs las competencias del vendedor profesional.

  1. Orientación al logro

Por esencia, los vendedores somos orientados a lograr metas de ventas. Ésta es, nuestra mayor preocupación. 

  1. Orientación al cliente

Si la primera es inherente al vendedor, ésta ni hablar. Vendedor es  a «orientación al cliente, “como guante es a mano”.

  1. Organización del trabajo

Debemos ser honestos, no somos los más organizados del “mundo”. En esta competencia sí que debemos trabajar.

  1. Responsabilidad

El vendedor debe cumplir lo prometido. Esta competencia es bastante criticada por los empresarios y, ha generado la percepción de que los vendedores “somos mentirosos”, no cumplimos la palabra dicha.

  1. Trabajo en equipo

Honestamente, los vendedores somos “cusumbo solos”. No hemos sido entrenados para vender en equipo, por tanto, somos “feudo aparte”, lo cual hoy día, no es recomendable.

  1. Autonomía

Es un imperativo ser capaz de cumplir la tarea, de principio a fin, sin ayuda de otros. Por eso se dice “que el vendedor maneja su propio horario y sus metas de acuerdo a su conveniencia”.

  1. Relación interpersonal

Ni que hablar, empatía es la palabra que más conjugamos. Empatizar es por demás una obligatoriedad.

  1. Iniciativa

Un vendedor es creativo y proactivo por definición, de lo contrario es un “toma pedidos”.

  1. Flexibilidad

Nadie más flexible que el vendedor. Cada venta es singular, única y sin igual. Por tanto, el vendedor es como el agua, se adapta a cualquier situación.

  1. Aprendizaje continuo

El vendedor está obligado a capacitarse permanentemente, todos los días. Volver a sus raíces lo convierten en un profesional

 

En mi labor de consultoría empresarial en ventas, revisando las competencias que son valoradas por el mercado laboral, de diez, ocho son competencias de un buen vendedor. (Bien por esto).

Pero como la mujer del Cesar, no solo debemos ser , sino parecer. Así, que es necesario aplicar este dicho popular, de lo contrario nos veran como «charlatanes» y, pareceremos más “encantadores de serpientes”, que profesionales en ventas.

Carlos Alberto Yepez

Carlos Alberto Yepez

Consultor en ventas
311 3835068
Gracias