La labor de asesoria en ventas tiene un gran componente “religioso” que parece mentira suceda, sin embargo, como decimos en cada visita: “la cara del santo hace el milagro”.

 

Los Santos están muertos, por tanto nos tenemos que convertir en uno de ellos”, decía un empresario que por su “despreocupación” sin igual, es difícil de imitar.

Nuestra asesoría en ventas funciona visitando clientes, solos o con el vendedor que la empresa tiene. Este trabajo exige planeación, disciplina, orden,  y mucho compromiso.

Existen metas por cumplir para cualquier asesoría en ventas , máxime si es mediante un contrato de tercerización con un asesor en ventas qué externo debe entender rápidamente la empresa y obtener resultados.

Suena “milagroso” el hecho de observar la potencia que existe cuando ponemos el viejo y conocido refrán en práctica la cara del santo hace el milagro”.

Este tema le puede interesar http://www.vendemosporusted.com/estrategias-de-ventas-2/

Visitar clientes, escuchar lo que dicen, presentar ofertas, generar valor, negociar precios y cerrar negocios todo de manera “angelical” es suficiente para lograr metas, incluso superarlas.

Vender lo decíamos en otro blog – ver milagros empresariales– es un acto “espiritual”, por tanto es necesario entender, de nuevo ” que la cara del santo hace el milagro”.

Aumentos del 25% y hasta el 50% en ventas ocurren, por el simple hecho de ver la “cara del vendedor (a)”.  

Es necesario tener en cuenta en cualquier asesoría en ventas el siguiente aserto:   “ni mucho que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”, todo en su justa medida. (En eso somos expertos los asesores en ventas).

 

Señor Gerente y Señora Gerente,  visitar clientes para lograr metas es un imperativo. De lo contrario se preguntará si las metas de ventas alcanzadas, son como para un día de los “santos inocentes”.

 

Gracias

 

Carlos A. Yépez R

Consultor en ventas

3113835068

www.vendemosporusted.com

 

 

 

 

¿Quiere dejarnos sus comentarios?
Consultor en ventas y mercadeo. 20 años de experiencia en todos los sectores de la economía: industria, comercio, servicios, salud, educación, deporte, turismo, medicina, inmobiliaria, al detal, supermercados, alimentos.